15 julio, 2015

Kabbalah

Tenemos facilidad para olvidar lo malo que hacemos. Pero nunca olvidamos lo bueno!. Nos aferramos a lo bueno y nuestro ego se asegura de que no lo olvidemos. La prueba es que si en algún momento estamos molesto con alguna persona, rapidamente sacamos nuestra lista de todo lo que hemos hecho por ella y nos preguntamos como nos puede pagar así!.

Para poder crecer tenemos que aprender a Soltar! cada buena acción debemos dejarla ir!, olvidarla! solo así dará frutos!

Enseñanzas de Michael Berg