Hoy – a la caída del sol- mientras recordamos a Rav Isaac Luria (El Arí), tenemos la oportunidad de reflexionar sobre los cambios necesarios en nosotros mismos para llegar a ser fuentes de inspiración en la vida de los que nos rodean. Groucho Marx